Producto añadido al carrito. Gracias
 + 0034 XXX XX XX
Bienvenido   
Entrar / Registro   
Gastronomía del norte de España :Culinaria de la vertiente cantábrica. Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipuzcoa Bocartes | Cantabric food line

Novedades

» no hay nuevos productos en este momento

Comentarios

La necesidad de trazabilidad de todos los alimentos

Este mes de junio de 2014 ha sido adoptado por la Comisión del “Codex Alimentarius” las nuevas reglas relativas a la trazabilidad del sector alimentario.

En reunión conjunta entre la FAO y la OMS - un coexponsor en el Codex - en Ginebra – Suiza, decidieron que la trazabilidad es el mecanismo idóneo para el seguimiento y conocimiento de los productos alimentarios y han obtenido el amplio apoyo y reconocimiento de las principales organizaciones internacionales. 

La transcendencia de esta noticia es enorme ya que, desde ahora, habrá mayor controle de los pasos específicos de producción, procesado y distribución de los alimentos, sentando las bases de regulación y aplicación que deberá prontamente ser reguladas por todos los países.

Todos los países adoptaran las mismas reglas y hablarán en los mismos términos buscando avanzar en las condiciones de salubridad e información de los alimentos.

Los consumidores podrán contar con toda la información disponible sobre la historia del alimento que desee consumir. Por ejemplo: con la trazabilidad implementada, el producto final de una carnicería, como un bife, sabremos donde nació el animal, como se crió, a qué tipo de tratamientos veterinarios se sometió, que matadero se encargó de él, etc.

De poderse rastrear y determinar el lugar de procedencia de un alimento en cuestión, cualquier tema relacionado con él será totalmente transparente, o al menos así lo afirman los promotores de esta ley.

El seguimiento de la vida de un alimento puede aportar información suficiente para saber todos los elementos que han entrado en su producción, pero también todas las vías que se han seguido hasta su comercialización. Como consecuencia, ayuda a determinar con más precisión la responsabilidad de defectos o de problemas de seguridad de los alimentos. Del mismo modo, si se produjese un accidente se podrían localizar de forma fácil y precisa no sólo los lotes de producción, sino todos aquellos elementos que puedan haber estado en el origen del problema.

Por tanto, un sistema de trazabilidad debería aportar la capacidad para identificar los proveedores de una industria, con todas las materias primas, incluidos los envases y cualquier sustancia empleada. Es por ello que el concepto de trazabilidad no es aplicable sólo a la seguridad alimentaria, sino que es algo más amplio. En él se engloban mejoras para la calidad de los alimentos, al conocer mejor los ingredientes, procedencias, concentraciones, pureza o cualquier otro elemento relacionado, además de la seguridad de los alimentos y el control de problemas relacionados con los actos de bioterrorismo.

Según el Codex, los sistemas de trazabilidad tienen implicaciones muy importantes en términos de calidad, seguridad y prevención. La trazabilidad había sido definida previamente por los sistemas de gestión de calidad integral, y especialmente, por las normas ISO. En este sentido la ISO 9001:2000 la define como «la habilidad para trazar la historia, aplicación o localización de lo que se esté considerando». Esta definición, quizás, no es tan clara como la que se daba en la norma ISO 8402:1994 en la que se definía como «la habilidad para trazar la historia, aplicación o localización de una entidad mediante la recopilación de datos».

Mientras que los diferentes aspectos de la trazabilidad pueden ser diferenciados e identificados, el esquema general a decidir en su aplicación requiere coherencia para asegurar que a todos los niveles se disponen de los mismos sistemas o de sistemas compatibles. Así, si para trazar un producto se emplea un sistema de etiquetado o rotulación, de poco servirá si posteriormente no se emplean los lectores oportunos. Esto significa que se hace imprescindible una homogeneización de sistemas y de la información necesaria, según unos estándares de compatibilidad.

La consecuencia directa supone un coste económico que en muchos casos no es despreciable. En realidad, la implementación de los sistemas de trazabilidad son vistos por muchas empresas como algo que no sirve para nada, en muchas ocasiones, incluso, pueden ser apreciados como demandas de la administración pero sin ninguna utilidad clara, y más aún, sin ningún beneficio.

Si además consideramos que en términos financieros, especialmente para las pequeñas y medianas empresas (la mayoría en nuestro país), supone un coste considerable por la dedicación de más tiempo, la adquisición de sistemas de marcado, registro de datos, seguimiento, etc. implica que de entrada se produce un rechazo, casi visceral ante este nuevo sistema. Una posible solución podría ser poner en evidencia la importancia de este sistema en el control de los proveedores, en la regulación de los almacenes y la previsión de la demanda de los clientes.

Hasta la actualidad los sistemas de trazabilidad desarrollados se hacían para cubrir necesidades específicas de los procesos productivos de algunos tipos de alimentos, especialmente en la cadena de distribución. Esto es lógico, puesto que los distribuidores van a recibir la presión directa de los consumidores, demandando información específica sobre un producto. La consecuencia directa es que cuanta mayor sea la demanda de trazabilidad por parte de los consumidores, mayor será la demanda de información hacia los proveedores.

En el marco actual, la mayoría de los consumidores no tienen control ningún sobre los productos que están ingiriendo y muchas veces no tomamos el alimentado que está especificado en el etiquetado del producto y lo más grave: en algunos casos, no se observan las normas y condiciones de inocuidad higiénico sanitarias adecuadas.


Necesitas ser usuario de la web para opinar

Marcas recomendadas de productos delicatessen de la vertiente cantábrica

  • La laredana
  • Lácteos Ruiz Francos
  • Lancina
  • Las Garmillas
  • Bodegas Seld'aiz
  • El bosque encantado
  • Cerveceros A. del Asón
  • Delicias de gourmet Amandine
  • con mucho gusto
  • Conservas Santoña 1960
  • Conservas Velmar
  • Nuevo Libe
  • Primula

QUIENES SOMOS

Bocartes es una tienda de productos delicatessen de la vertiente cantábrica seleccionados uno a uno directamente del productor, prevaleciendo la elaboración artesana y natural con materias primas de temporada, en muchos casos ecológicas, exclusivas del Norte de España.

Somos cazatesoros gastronómicos y buscamos productos escondidos en las montañas, valles y costas de la cornisa cantábrica para darlos a conocer al mundo, joyas en forma de alimentos, con el sabor revolucionario de la tradición.

Los productos de la tienda se caracterizan por la coherencia en mantener unos niveles de calidad y elaboración tradicional intocable frente al comercio, artesanos que creen en lo que hacen... y lo hacen, ediciones limitadas hechas con el único fin de satifacer el paladar más exigente!

Mostramos la trazabilidad, ingredientes, formas de uso y conservación, consejos o recetas en todos los artículos, nuestra vocación es promover las cualidades de la gastronomía auténtica del Cantábrico y sus tierras.
Contacta con nosotros si quieres darnos a conocer tu producto.

INFO BOCARTES

  • Bocartes - Cantabric Food Line | SpainBocartes - Comida fina del Norte de España Cooperativa Bocartes Cantabric Cluster Venta de productos delicatessen elaborados de las provincias de la vertiente cantábrica: Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya, GuipuzcoaJanete
    Bocartes deFharo2014
  • Dirección: Barrio La Arenosa, 20
  • Lugar: 39770 Laredo (Cantabria)
  • TELÉFONO: 0034 xxx xxx xxx
  • MÓVIL: 0034 xxx xxx xxx
  • Pagos aceptados: Paypal
  • Monedas aceptadas: EUR
  • Envíos: Integra2-FRÍO Gourmet- y Correos
  • Menor tiempo de envío: 48h.
  • Tiempo de envío máximo: 72h.
  • Tipo de envío: Refrigerado
  • Origen de los envíos: Cantabria

TWITTER

CANTABRIC FOOD LINE

Integra2 -FRIO Gourmet- y Correos 24h